El extraño caso del cliente obsoleto

fintech

Vivimos en la era digital en la que las mayores empresas son las GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsoft), la banca de vanguardia son las Fintech y los préstamos han dado paso al crowdfunding. En palabras de Víctor Hugo, “no hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”. Los clientes necesitan de la tecnología y de la globalización. 

Vivimos en un mundo de startups, empresas emergentes con un modelo de negocio innovador, potencialmente disruptivo, que rompen las barreras del espacio (escalables) y del tiempo (crecimiento exponencial). Organizaciones de espíritu joven que desean convertirse en unicornios, con un valor de más de mil millones de dólares, como Uber, Alibaba o Ant Financial. En el sector financiero (fintech), asegurador (insurtech), inmobiliario (proptech), etc. 

Pero vayamos al sector financiero, que está viviendo una auténtica revolución, y es el que ha definido el capitalismo desde los Médici en la Florencia del Renacimiento. En los dos últimos años se han duplicado y ya hay más de 26.000 diferentes, con un valor total gestionado de 24.400 M $. En nuestro país, operan más de 490, con más de 3,500 profesionales y más de 100 M € de facturación, con un crecimiento del 62% desde la pandemia. 

Las FinTech se han especializado en Digital Only Banks, Open Banking, BaaS (Banking as a Service), Financial Inclusion, Payments, Buy Now/Pay Later, Embedded Payments, P2P, Payroll. Robo-Advisors, New ETFs, Autonomous Finance, ESG; Data Privacy, KYC (Know Your Customer) e ID&V, Al-Built Due Dilligence, Scoring, Alternative Data, AVM (Modelos Automáticos de Valoración), 3PRM, Detección del Fraude & AML, Criptomonedas, Procesamiento de pagos Blockchain, NFT (Token No Fungible), DeFi (Finanzas Descentralizadas), Crowdfunding & Crowlending, Servicios B2B… Entre la Nueva Banca, los Pagos, el WealthTech, el RegTech, el RiskTech, el Blockchain y las Finanzas Alternativas, una ruptura con el sistema anterior en favor del cliente. Y esto no ha hecho más que empezar.

Un estudio de Deusto formación demostraba que a finales de 2020, España era el sexto mayor mercado de financiación alternativa del mundo con crecimientos anuales superiores al 15%.

Esos aspectos fundamentales de las FinTech como son: el cliente en el centro de la ecuación, transparencia, inmediatez, eliminación de costes, sencillez y especialización en la resolución de problemas concretos al cliente, refuerzan la importancia de su modelo de gestión basado en la utilización de la tecnología para mejorar las prestaciones al cliente.

Queda mucho camino por recorrer, teniendo en cuenta que en el mundo aún quedan más de 2.000 millones de personas, una cuarta parte de la población total, por “bancarizar”, que de ellas más del 85% dispone de teléfono móvil y que, a diferencia de nuestro país, en el que el 72% de  los clientes sigue acudiendo a la banca tradicional en busca de asesoramiento financiero, en países desarrollados financieramente como el Reino Unido, esa proporción se ha reducido al 1%, el futuro no tiene marcha atrás. Tecnología para servir al cliente de la forma más eficiente y personalizada posible.

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos de contacto y nuestros gestores se pondrán en contacto para asesorarte.