Así puedes impulsar tu marca personal en LinkedIn

Captura de pantalla 2022-08-23 a las 12.36.13

Trabajar nuestra marca personal se ha convertido en un factor clave, especialmente en redes sociales como LinkedIn, donde necesitamos destacar como profesionales, ya sea con el objetivo de posicionarnos como un referente para nuestro sector o para diferenciarnos en un proceso de selección. ¿Quieres aprender a crear tu propia marca personal en LinkedIn? Sigue leyendo.

Antes de nada, ¿sabes qué es la marca personal?

La marca personal está compuesta por atributos por los que los demás nos identifican. Es decir, no es tanto lo que decimos y proyectamos sobre nosotros, sino más bien la imagen que los demás perciben sobre nuestra personalidad y carácter, así como sobre nuestras aptitudes profesionales. De forma que, esta seña de identidad nos define y nos envuelve en todas las esferas de la vida.

Aunque es algo que se encuentra en la mente de otros, será fundamental comunicar esos valores por lo que queremos que nos reconozcan. La inacción produce la falta de control sobre esta imágen personal y, por ende, sobre nuestra reputación. Por lo que, es preciso y necesario mantenerse activos en este sentido y estar continuamente lanzando mensajes estratégicos y positivos con el fin de conseguir instaurar la marca personal deseada.

Claves para trabajar tu marca personal en LinkedIn

-Las primeras impresiones son las que cuentan.

Esta frase hecha tan popular no puede ser más cierta en esto de la marca personal. Según algunos estudios contamos con 8 segundos para impresionar a nuestro objetivo, ya sea un colega de profesión, un reclutador de una empresa o un cliente potencial.

La competencia y cantidad desorbitada de oferta se traslada al mundo laboral, y es por eso que es imprescindible que tu perfil en LinkedIn transmita no solo tu marca personal única y diferente, sino que lo haga de una forma llamativa que capture la atención de una audiencia saturada de información.

Utiliza la descripción de LinkedIn para crear un copy original, breve y conciso. En solo una lectura de 8 segundos deben quedar claros los puntos más fuertes de tu marca personal. Para ello puedes utilizar bulletpoints y emoticonos para hacer más agradable la lectura.

Otra técnica a implementar es crear mensajes personalizados para tus nuevos contactos. Las redes sociales nos han aportado muchos beneficios pero en cierto punto nos han deshumanizado. No podemos regalar una sonrisa a través de LinkedIn, pero podemos mandar un mensaje cercano con el que nos conocerán mejor y, seguro, no pasaremos desapercibidos como un contacto más.

– Práctica la introspección

La marca personal no es algo que esté fuera de nosotros, todo lo contrario, está en nuestro interior y es intrínseca a nuestra personalidad. Conocernos a nosotros mismos es el primer paso para desarrollar una buena marca personal. Haz un trabajo de introspección y reconoce esos rasgos que quieres relucir y la esencia que quieres destacar. Cuando identifiques estos, puedes utilizarlos como palabras clave o hashtags que podrás añadir en cada publicación que hagas en LinkedIn. Muy pronto tus contactos te empezarán a relacionar con esos términos elegidos.

-Creatividad al poder

Igual que las compañías tienen sus colores corporativos y estética concreta que hace que sean fácilmente reconocibles para los usuarios, las personas debemos encontrar ese estilo propio que nos refleje y exprese nuestro ser en su totalidad, y que igualmente sea fácil de vincular con nuestra marca personal. 

¡Haz uso de la creatividad! Desarrolla tu propia identidad “corporativa”.

Por ejemplo, la foto de portada debe simbolizar esta marca personal, elige un color que te represente o una imagen afín a tus intereses y aficiones. Deja que los demás te conozcan a través de elementos visuales. 

También tienes la opción de añadir un vídeo presentación a tu perfil de LinkedIn. En este puedes aprovechar para contar quién eres, qué haces y en qué te diferencias del resto. Recuerda cuidar la imagen utilizando un fondo y vestuario coherente con el tono y el mensaje de tu marca personal, y no olvides cuidar los aspectos más técnicos.

-Pierde la vergüenza

Muchos de nosotros no explotamos nuestra marca personal por el miedo al qué dirán. Olvida estas inseguridades. Sé tú mismo y exprésate libre y honestamente, es lo que de verdad conquistará al resto. 

Además, recuerda que no podemos gustar a todos, no intentes agradar por agradar, sino céntrate en hablar de lo que sabes y lo que conoces. La forma más sencilla de empezar es comenzar a compartir en LinkedIn novedades e informaciones sobre temas de actualidad de tu sector; una vez te acostumbres a publicar podrás empezar a crear tu propio contenido y levantar tu voz en redes sociales con artículos y reflexiones propias. No es más que demostrar que eres experto en la materia a la que te dedicas.

¿Te animas a aportar luz a tu marca personal? ¡Comienza a brillar ya!

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos de contacto y nuestros gestores se pondrán en contacto para asesorarte.